A qué problemas os tenéis que enfrentar para poder #conciliar?

A mi me contaron que mi vida nunca volvería a ser la de antes y que cuando tuviera un hijo mis prioridades darían un vuelco de 180 grados. De repente la profecía se cumplía de la mano de una personita que llegaba a mi vida no sólo a cambiar mis planes, sino a compartirlos conmigo. Ser madre resultó ser toda una experiencia en sí misma centrada en el amor y la dedicación de cuidar de otra persona y además disfrutarlo. Pero esto también supuso un nuevo reto al que enfrentarme: la conciliación, un tema importante que hoy quiero poner sobre la mesa.

Precisamente este término se ha visibilizado a golpe de imágenes mediáticas y mucho más estos los últimos días gracias a la campaña online de la plataforma @malasmadres y su acción #RompeElMuro. En su iniciativa, muchas mujeres hemos podido reivindicar, a modo de testimonio, las dificultades que conlleva poder compaginar nuestra vida personal, laboral y familiar .

Cada familia es un mundo y no todos vivimos las mismas circunstancias. Por eso pienso que se deberían respetar los timings de cada bebé y cada mamá y no juzgar desde fuera cuándo es el mejor momento para separarse del bebé. Eso es un decisión muy personal.

Sin embargo, hay algo universal que nos afecta a toda la población femenina, y es precisamente ese momento en el que la mujer se re-incorpora al trabajo (bien sea por necesidad o por vocación) sin abandonar el papel como principal cuidadora y se ve desbordada por todas las responsabilidades que se le vienen encima.

En mi caso, todavía me queda un mes para salir de la madriguera, pero ya empieza a asustarme el reto de saltar al mercado laboral y vivir una maternidad responsable en armonía con mis aspiraciones profesionales

Por todo esto, quiero unirme a la plataforma de @malasmadres y dar un grito de desesperación, ya que realmente no sé quién va a resolver el problema… Y mencionar no solo a otras madres, sino a todas esas personas que tienen una persona con dependencia a su cargo y no encuentran apoyo suficiente para conseguir buena calidad de vida por culpa de la no conciliación.

Me pregunto si realmente algún día todo esto será posible y si se llegará a poner en valor las funciones sociales de los cuidadores. Personalmente y como madre que soy, creo que este tiempo enriquece muchísimo y me hubiera sido imposible adquirirlo ni siquiera trabajando en la mejor empresa del mundo. Lo siento señores, pero #YoNoRenuncio

 

PARTE 1R.jpgPARTE 2.jpg

Anuncios