Mi pequeño Sam,

Ojalá consiga ser la madre que me propongo cada día. Empiezo a sentir como, a veces, se me escapan detalles y me acabo alejando de esa idea que tengo.

Mamá ha estado soñando un año entero con tu primer cumpleaños. Celebrar este momento (ese primer año, fascinante, sublime y agotador) era necesario. Por eso me aseguré de tener todo lo esencial para pasar un día mágico.

Volvíamos a casa los 3 juntos acompañados de Arantxa, que a parte de ser mi mejor amiga, es alguien que posee la magia de motivarme para ser mejor persona. Comentando el día salió el tema de los regalos

Mientras tu mami siempre había imaginado ese momento en el que tu cara se iluminaba abriendo un oso gigante, tu primer andador o una moto con luces y música, Papá y Arantxa me hicieron darme cuenta de lo poco necesarios que eran todos esos objetos para un bebé que acababa de cumplir un año.

Nada me ha puesto tanto en duda como ser mamá…

Has cumplido un año Un año!!! Por favoooor!!!

Empezamos nueva etapa que conducirá a la persona que serás y me siento en la obligación de guiarte en ese camino.

Cambiar el mundo depende en una pequeña parte de mi y de mi capacidad de educar a un ciudadano respetuoso con la naturaleza, que ame desde el amor que ha recibido y sea capaz de empatizar con sus iguales. De ahí mi reflexión hacia el dilema de regalar o no objetos materiales durante tu infancia.

Supongo que es entendible la ilusión que me hace, como madre, ver tu carita al abrir un regalo sorpresa. Y llámame egoísta, pero me niego a renunciar a contemplar ese espectáculo.

Sin embargo, creo que debería hacer un ejercicio de responsabilidad y empezar a pensar en cómo limitar/controlar esa sobredosis de regalos que te esperan en los próximos años.

Con esto no quiero decir que a partir de ahora no vayas a recibir juguetes. Creo que muchos de ellos estimulan tu imaginación y te ayudan a aprender cosas nuevas. Pero me gustaría poder gestionar la cantidad de juguetes que recibes con el objetivo de que valores cada uno de ellos.

Papá y yo hemos estado pensando en cómo hacerlo y como siempre vas a tener algún amigo que te traiga juguetes durante tus cumpleaños, lo ideal sería pedir a la familia y a los más cercanos que te regalen experiencias o cosas menos materiales.

Algunas ideas que habíamos tenido eran por ejemplo clases de natación y música; una de cine con palomitas, pasar un día en el Oceanográfic, Bioparc, viajes

Jugar es importante y no quiero privarte de esa parte indispensable en la vida de cualquier niño, pero parándonos un poco y dándole una vuelta, podemos ser capaces de encontrar alternativas y jugar contigo a través de momentos especiales sin recurrir a tantos objetos materiales.

 

Anuncios