Marrakech me hecho volver a sentir ese vuelco en el estómago al llegar a un lugar por primera vez.

Antes de quedarme embarazada las mejores historias de mi vida las podía encontrar en las páginas de mi pasaporte. Para mí la felicidad no era salir de fiesta, sino irme de viaje. Y así pasaban mis días, esperando siempre el siguiente viaje, y con situación sentimental en modo avión activado.

-Primi, qué tal? Te pillo bien?

-Pues dándole de comer a Sam, pero bien, qué pasa?

-Mira, he estado pensando en lo que me comentaste… como te obligan a cogerte las vacaciones antes de final de mes, y seguramente en algún momento las 2 volvamos a quedarnos embarazadas, ¿por qué no nos vamos juntas a Marrakech, antes de que alguna se ponga a hornear de nuevo? Además Sam ya está destetado…

Oye dicho y hecho. Sin planes fijos y con una nueva aventura por delante, cogimos las maletas y nos dirigimos rumbo al continente Africano!

Mi experiencia en Marruecos ha sido una oportunidad perfecta para re-conectar conmigo misma, aprender y dejar atrás prejuicios sobre la cultura árabe.

3 DÍAS EN MARRAKECH. EXPERIENCIA Y CONSEJOS

Marrakech tiene una esencia única. Zambullirte en pleno caos marroquí es como dar una vuelta al pasado. A pesar de los pocos km de distancia que nos separan de nuestro país vecino, viajar a Marruecos es un shock cultural. Creo que no todos los destinos son para todos los viajeros, y desde luego Marrakech no deja indiferente. En mi caso particular, he vuelto totalmente fascinada por la cultura bereber.

En todo momento tanto mi prima como yo nos hemos sentido muy seguras y todas las experiencias han sido positivas. Con lo único que nos advirtieron tener precaución fueron las motos y los falsos guías. Si estás atenta a esas dos cosas, seguramente tu estancia sea tan agradable como la nuestra.

Cómo llegar del aeropuerto al Riad o Medina

Hay varias opciones de traslado desde el aeropuerto a la Plaza Yamaa el Fna. Lo más normal es en bus (Alsa 19) o taxi. A nosotras desde el Riad nos habían ofrecido la opción de que viniese a recogernos un taxi por 150 dirhams (moneda local) unos 15€ aprox. Así que optamos por la opción fácil y nos olvidamos de regateos. Ya tendríamos tiempo para aficionarnos.

Dónde alojarse en Marrakech

Por lo que he visto no es difícil encontrar opciones de alojamiento en Marrakech, los hay para todos los gustos y bolsillos. Yo os hablaré del Riad que nosotras elegimos. Por cierto, Riad (significa paraíso) es un hotel típico Marroquí.

Nuestros requisitos a la hora de escoger alojamiento eran

  • Que estuviese cerca de la Medina.
  • Que fuese asequible
  • Que tuviera buenas reviews
A través de Booking encontramos Riad Color Safrá

Este Riad tiene un encanto único. Está cuidado hasta el mínimo detalle. Limpio, agradable y perfectamente ubicado. Es silencioso a pesar de estar en una de las calles más céntricas.

Habitaciones

En total tienen 4 habitaciones. La nuestra fue la más pequeña, pero en mi opinión la más acogedora y bonita (es cierto que las otras no las he visto 100%). El baño muy elegante al estilo marroquí. Destaco la limpieza y la decoración.

Desayuno incluído

El desayuno en la terraza del Riad es una de las experiencias más agradables que me llevo de mi visita a la capital Marroquí.

Restaurante

Tiene un restaurante precioso donde puedes comer y cenar comida marroquí muy rica con una presentación gourmet. Es un sitio donde quieres quedarte a vivir.

Atención

A parte de todo lo anteriormente comentado, lo mejor de Color Safrá es la atención recibida por Gala y Ángel (dueños del Riad) una pareja catalana encantadora.

De ellos destaco su disponibilidad, flexibilidad  y atención con nosotras.

Riad familiar extra

Teníamos reservadas 2 noches. La 3º quisimos repetir de lo agusto que estábamos. Como no tenían habitaciones disponibles, nos re-ubicaron en otro Riad que tienen y que todavía no está 100% abierto al público. Este nos encantó también. Tiene aires más mediterrános. Preciosa decoración y super recomendable para viajes en grupo, despedidas o familiares.

Lo negativo

Me ha gustado todo. Quizá lo único que cambiaría sería un colchón más blandito. Pero eso va a gustos personales de cada uno

Imprescindibles de Marrakech

#1. El Zoco

El encanto de Marrakech es su atmósfera. Pasear por el zoco es una experiencia que sacude todos los sentidos. Hay que perderse por los callejones de la medina llenos de colores y souvenirs para descubrir cómo se fusiona la vida moderna con las tradiciones ancestrales. El zoco es como la cueva de Alibabá con puestecitos de todos los tipos donde comprar alfombras, babuchas puntiagudas, cojines, bolsos, sombreros, collares y una larga lista de artesanía bereber y piezas únicas que darían para un post entero.

La Plaza de las Especies

Aromas y sonidos te guían mientras descubres lugares como la Plaza de las especias, mi favorita en la ciudad.

Aquí nos recomendaron hacer una pausa para tomar un té de menta en el café des Épices. Desde su terraza puedes contemplar la vida de la calle en plena ebullición. Este lugar es un ejemplo de cómo la ciudad se está adaptando al gusto europeo. Desde mi punto de vista quizá demasiado. Me pareció excesivamente turístico y aunque la experiencia es agradable, me pareció poco auténtico. Es el típico sitio de moda para turistas…

La Plaza Yamaa el Fna

Este lugar tiene un encanto único de noche. Músicos, vendedores de caracoles, encantadores de serpientes, y vendedores muy persuasivos.

Cientos de puestos de comida callejera desprenden olores gastronómicos fuertes y típicos de la comida de marruecos. Aire recargado y ambiente condensado. Gala, la dueña de nuestro Riad, nos recomendó cenar en el puesto número 98: pescadito frito, berenjenas, patatas fritas, gambas…

Si no te importa cenar una noche fritanga buena este es tu sitio. Tengo que decir que a mí me encantó. El precio sobre unos 4€ – 5€ por persona.

No puedes irte de esta plaza sin probar un zumo de naranja natural recién exprimido o cualquier otro con frutas diversas a tu elección. Mi recomendación el de caña de azúcar con limón y jengibre.

Otra de mis recomendaciones es cambiar dinero aquí. El lugar más barato que encontramos estaba dentro del hotel Alí.

JARDÍN MAJORELLE

Lejos del bullicio y ajetreo, se encuentran estos jardines botánicos con plantas exóticas y arquitectura colorida muy fotogénica 🙂

Al estar en la parte francesa de la ciudad, aprovechamos para coger un Tok-tok (tuk-tuk) que nos acercase.

Como realmente es una atracción bastante turística, os aconsejo que vayáis o muy temprano o antes de que cierren. Nosotras fuimos a última hora de la tarde.

PALACIO DE LA BAHÍA

Este lugar lo visité con el Free Tour que reservamos a través de Civitatis. El recorrido duraba 4 horas y media y dentro de él estaba la visita a este precioso e interesante palacio.

Eso sí, si vas a visitarlo, te recomiendo que lo hagas con un guía, de lo contrario vas a perderte la explicación de las concubinas y el concepto de harén en esta cultura. Nuestro guía también nos contó que en su cultura, el día más importante es el hoy. El día más importante de tu vida es el que estás viviendo ahora.

LA MEZQUITA Y MINARETE KUTUBÍA

Todo un icono de la ciudad y punto de referencia para orientarte. Si has estado en Sevilla, seguramente te recuerde a la Giralda.

Al atardecer se escucha la llamada al rezo. No la visitamos por dentro, así que no puedo aconsejaros, de hecho, a menos que seas musulmán no podrás hacerlo.

Te invito a contemplarla desde cualquier punto de la ciudad, la plaza o desde los jardines que la bordean. De nuevo, si puedes coger a un guía para que te la explique la disfrutarás muchísimo más.

OTRAS VISITAS INTERESANTES

RELAJARTE EN UN HAMMÁN Y MASAJE

Nosotras sólo cogimos el Hammán, pero se puede contratar también con masaje. Fuimos a uno que se llama las 1001 noches y está en pleno zoco. Mi prima salió encantada. A mí me pareció una experiencia curiosa. No repetiría, pero sí recomiendo hacerlo una vez en la vida por saber qué es exactamente.

COMER EN EL RESTAURANTE LE FAMILLE

Tendrás que llamar antes para reservar, pero aunque sea de visita, tienes que entrar a verlo. Me pareció ideal. Europeo, sí. Pero monísimo y super acogedor. Si necesitas desconectar un ratito del estilo marroquí, este sitio es el adecuado.