Hola cariño.

Estás a punto de llegar al mundo en un momento de muchísima incertidumbre. Hoy el país entero tiene su mente ocupada en el tema del momento. Un problema con nombre propio: Coronavirus, COVID-19. 

Tu mami sabe que podría estar pensando en muchas otras cosas maravillosas si este temazo no hubiese llegado. Pero la verdad es que una ya no sabe con qué quedarse.

Estos días para mí ha sido muy difícil filtrar la información que llegaba desde los medios de comunicación y ya no sé cómo separar el grano de la paja.

Al principio tenía la sensación de que quizá nos estaban generando alarmismo. Pero ahora en cambio, tengo mis dudas…  ¿Quizá lo que haya pasado es que nos han edulcorado un poco la realidad?

Pequeño, recuerdo cómo al principio muchos diarios aseguraban que esto era poco más que un catarro común, un virus similar al de la gripe. Algo que empezó en China y que no parecía que fuese a llegar a Europa.

Sin duda, todo eso ha quedado atrás. Hoy vemos un contador de contagios en España que no ha parado de crecer desde hace apenas 2 semanas.

Ahora sabemos que el coronavirus puede costar neumonías muy graves a nuestros mayores y a personas con sistemas inmunitarios más débiles. Aunque la cifra de fallecidos no es muy alta en porcentaje, el miedo siempre está presente.

Han cerrado los coles en Madrid, ciudad en la que vivimos. Y muchísimas familias activamos planes alternativos de emergencia que nos permitan conciliar.

¿Hemos infravalorado el virus? O nos estamos alarmando más de la cuenta?

El embarazo ya de por sí genera muchas dudas y miedos. Y la verdad que tu mami no es la única gestante que no sabe a lo que se enfrenta… Sinceramente no creo que nadie lo sepa. 

Parece que el virus no va a poder contenerse y continuará circulando entre nosotros. Me preocupa el pánico que esto pueda causar. Espero que las medidas de prevención al menos ralenticen los contagios para que haya capacidad de atender a todos los afectados.

Dicen que a vosotros los niños os afectará con menor virulencia, ya que tenéis mayor resistencia a infecciones víricas. Esto es algo que nos da mucha esperanza a todos los papás y mamás del mundo.

Cariño, tu mamá se niega a ser apocalíptica. No pienso dejar que las sombras de este fantasma oscurezcan las puertas de nuestro futuro juntos. Lo que trato de recordar, es que cada vez que llueve deja de hacerlo. Esto también pasará. Nada dura para siempre. 

Que la vida nos haya puesto algo que nos moleste, no va a impedir que disfrutemos de muchas otras cosas que están por llegar. Tú eres nuestro nuevo comienzo y vamos a disfrutarte llegues en las circunstancias que llegues.

Mamá por Sorpresa_ Nominada a Mejor blog de Embarazo y Crianza. Me ayudas a estar entre las finalistas: VOTA aquí: http://bit.ly/2VPMcg6