Sharenting y otros ciber-dilemas que tengo en mi vida

Llevo algún tiempo cuestionándome la exposición que hago de la cara de mis hijos en RRSS. Creo que ha llegado el momento de reunir toda mi culpa, meterla en un baúl y replantear mis contenidos.

 Mi problema es que no sé muy bien cómo enfocarlo… así de claro!

Mi cuenta @mamaporsorpresa ha sido siempre una especie de proyecto personal que me ha aportado muchas oportunidades de aprendizaje, gratitud, empatía y comprensión. En momentos concretos también ha sido hasta terapéutico (es increíble lo necesitadas que estamos las madres de rajar y purgar nuestras miserias😂!) . 

Quiero continuar compartiendo. Escribir es una de las pocas cosas que hago a solas desde que los niños nacieron. Lo que intento hacer llegar es lo que llevo dentro. Jamás he desatendido las necesidades de mis hijos, pero estoy aprendiendo a no desatender las mías.

Mis sentimientos los acompaño de fotografías. Es un hobbie que tengo desde que estudié, y por primera vez en toda mi vida -POR FIN!!- tenía -(o eso creía)- algo que contar con ellas.

Instagram es el medio que me ha permitido encontrar una comunidad en la que apoyarme. Sin embargo, (y a pesar de no ser ninguna cuenta grande)  ha empezado a agobiarme la exposición. Sobretodo la del mayor que ya ha dejado de tener cara de bebé 😢. No me gustaría que algún día pudiesen herirlos o ellos se sintieran incómodos.

La privacidad y la intimidad son valiosas y no todos saben valorarlas. Las redes son un juego y cada cual juega a su manera. Puede que algún día hasta paguemos para que nadie sepa de nosotros… 

Así que en eso estoy, buscando alguna fórmula para sacarles menos… aunque siendo parte de mi vida, me va a resultar difícil… 

Y con esto, señorías, os dejo un espacio para criticarme en coments😂😂😂😂😂😂